Profesionales para el cuidado y el mantenimiento de los dientes de los más pequeños de la casa

Odontopediatría en Tenerife

La Odontopediatría, es una especialidad muy relacionada con la ortodoncia, ya que uno de los cometidos más importantes es detectar las posibles anomalías de los maxilares o de la posición de los dientes de los niños, y en casos necesarios, dirigirlo al ortodoncista especialista en ortodoncia infantil

Actualmente se recomienda que la primera visita al odontopediatra se realice cuando el niño cumpla un año. El motivo por el que se recomienda visitar a un dentista infantil durante el primer año del niño, es porque existen muchos problemas relacionados con la primera dentición, que pueden darse a edades muy tempranas, desde la ausencia de dientes, alteraciones de su crecimiento o en el de los maxilares, dientes supernumerarios, etc.

Además estamos adscritos al Programa de Atención Dental Infantil de Canarias (PADICAN)

Principales anomalías a tratar por un dentista infantil

Existen varias tipos de anomalías, incluso de origen congénito, que pueden ser tratadas y controladas por un dentista especialista infantil y así prevenir muchos de los problemas relacionados con la dentición que pueden surgir durante la infancia:

  • Caries dental infantil. En la actualidad, cada vez son más frecuentes los casos de niños que presentan caries a temprana edad, incluso en bebés, con la denominada caries de primera infancia. Por eso, es muy importante, tratarlas correctamente y evitar posibles complicaciones a través de acciones preventivas para evitarla, incluyendo la identificación de factores que puedan favorecer su aparición, sellado de fisuras o la educación en relación a la nutrición y la higiene dental.
  • Traumatismos infantiles. La rotura o pérdida completa de un diente por un golpe o caída es algo habitual en la edad infantil. Este tipo de situaciones puede derivarse en la eventual restauración o en la reimplantación completa de la pieza.
  • Alteraciones en la posición de los dientes y maloclusiones. Las responsabilidades principales del odontopediatra son la diagnosis, prevención y tratamiento de todas las formas de maloclusión o alteración de posición de los dientes, y su posterior derivación, en caso de ser necesario un tratamiento ortodoncico, al profesional ortodoncista.
  • Anquilosis de la pieza temporal. Un diente puede volverse negro por un traumatismo sufrido anteriormente y que provoca la necrosis de la pulpa, dificultando que el diente definitivo pueda erupcionar.
  • Alteraciones congénitas. Pueden afectar al número, tamaño y forma de los dientes, de tal manera que no salga la primera dentición (anodoncia), que en su  momento no salgan los dientes definitivos (ablastodoncia), que haya más dientes de los debidos, o que su tamaño sea superior o inferior al normal.

Consejos de salud bucodental para niños

  • Lavarse los dientes al menos 3 veces al día
    Es muy recomendable (por no decir de obligado cumplimiento) que los niños también deban de cepillarse los dientes después de cada comida, para evitar la caries y otros problemas bucodentales. El cepillado debe ser supervisado por los padres hasta los 8-10 años. Muy importante, la pasta de dientes debe tener de 1000 a 15000 ppm de ion flúor.
  • ¿La manera correcta de hacerlo? Primero los de arriba, de arriba abajo. Segundo los de abajo, de abajo a arriba. Tercero, la parte de los dientes con la que mastican, hacia delante hacia atrás. Por último, deben limpiarse adecuadamente la lengua con el cepillo. 
  • Utilizar un cepillo infantil
    Los niños necesitan cepillos de dientes especiales, para evitar dañar sus dientes y encías. Los cepillos infantiles tienen las cerdas más suaves y redondeadas, para que cuidar su boca sea más fácil y cómodo para ellos.
  • Sé más fuerte que las caries
    Sabemos que a los niños les encantan las golosinas y los refrescos, pero ¡cuidado con las caries! Acuérdate de que las bacterias responsables de la placa y el sarro se alimentan de los restos de comida que quedan entre sus dientes. Esto no quiere decir que debas prohibirle las chuches, pero ¡asegúrate de que después se lave bien los dientes!
  • Si se da un golpe y se le cae un diente…
    No lo tapes con una servilleta o un pañuelo. Ponlo en dentro de un vaso leche o bajo la lengua del niño, y ven corriendo a la clínica. Lo mejor es acudir a la clínica antes de que pasen 2 horas.