La pasta de dientes ideal - Clínica Plasencia Calvillo

La pasta de dientes ideal

El Flúor es lo único que la literatura científica ha demostrado que es efectivo contra la caries
Dra. Aída Calvillo
Licenciada en Odontología

La mayoría de los padres compran una pasta de dientes adecuada a la edad de su hijo, muchos las eligen los niños en función de su muñeco favorito Peppa Pig, Lady bag, Spiderman, etc… Y esto es un error muy frecuente si no sabemos la composición de la dentífrico.

Lo primero que debemos saber es que son igual de válidas las del supermercado, como las de farmacia, pero siempre dando la vuelta a la pasta de dientes y comprobando la concentración adecuada de Flúor

Para facilitar las cosas diremos que, a partir de la salida del primer diente del niño, cepillaremos con una pasta dental 1000 ppm, que quiere decir partes por millón del ion Flúor, y a partir de los 6 años con una de 1450 ppm.

¿Y qué hacemos cuando tenemos hijos de diferentes edades? ¡Menuda locura! Mi recomendación es la de utilizar una pasta dental con 1450 ppm para todos, el por qué es debido a que los hermanos pequeños prueban antes el azúcar, ya esta introducido en casa, en chocolates, jugos, chuches, y además las tareas se multiplican, por lo que el riesgo de caries infantil aumenta. 

Sí, el Flúor es lo único que la literatura científica ha demostrado que es efectivo contra la caries infantil, y no, no es nocivo, sólo en cantidades mucho más elevadas a las que usamos los odontopediatras.  

La pasta de dientes debe suministrarla un adulto. Y jugaremos con las cantidades, por ejemplo, hasta los 2 años solo rasguñaremos el cepillo, medio grano de arroz es más que suficiente, de 2 a 6 años colocaremos la cantidad de un grano de arroz, y a partir de 6 como un guisante.

¡Y todo esto dos veces al día! Papis recuerden, que nuestros hijos actúan por imitación, si nosotros no nos lavamos los dientes, ellos tampoco lo harán. Si conseguimos instaurar la rutina de lavarse los dientes, serán incapaces de acostarse sin lavárselos.

Sé que al principio esto puede ser muy complicado, pero es pararse y fijarnos en lo que compramos, y distribuir la cantidad de pasta dental en función de las edades de nuestros hijos, acordarse del grano de arroz y del guisante.  ¡Ánimo! y conseguiremos nuestro objetivo de cero caries infantil y una salud bucodental perfecta durante el crecimiento.

Fuente: El Día.