Cada hijo te cuesta un diente, ¿mito o realidad? - Clínica Plasencia Calvillo

Cada hijo te cuesta un diente, ¿mito o realidad?

Piensa que con unos buenos hábitos de higiene, y una dieta saludable y poco azucarada, conseguiremos nuestros objetivos de 0 caries
Dra. Aída Calvillo
Licenciada en Odontología

Es totalmente falso que en cada embarazo se vaya a perder un diente. Por el contrario, podemos asumir determinados factores potenciadores de la caries como pueden ser lo vómitos, debido a los cambios hormonales, o comer entre otras y más veces al día, por hipoglucemias o por el desplazamiento del estómago, que pueden dar lugar a favorecer la aparición de caries o inflamación de las encías.

Debemos tener en cuenta que la caries dental es una enfermedad totalmente prevenible. Con revisiones periódicas, cepillando nuestros dientes con una pasta fluorada de 2500 ppm durante el embarazo, y llevando una dieta equilibrada no azucarada. Por ejemplo, si estás haciendo muchas comidas al día, debemos lavarlos los dientes después de cada comida, no bastará con 3 veces al día.

La mujer debe revisar su boca antes de quedarse embarazada y cuidad su salud bucodental para un desarrollo normal del embarazo. Durante su embarazo, tendrá que realizar al menos una visita al dentista, para potenciar la prevención y revisar su salud bucodental. En el caso de necesitar algún tipo de tratamiento, el momento ideal será siempre antes del embarazo, en el caso de ya encontrarse embarazada, el momento más oportuno sería el segundo trimestre, pero ten en cuenta, que si se trata de una urgencia, se podrá realizar el tratamiento con anestesia en cualquier momento del embarazo o la lactancia, de una forma totalmente segura para ti y tu bebé.

Durante el embarazo es la etapa en la que debemos iniciar la prevención de caries de nuestro bebé, ya que la mujer se encuentra en un proceso mucho más receptivo para aprender las medidas higiénicas y preventivas por el bien de su bebé y de ellas mismas. Si acudimos a charlas y clases para aprender a bañarles, curarles el cordón, por qué no aprender a empezar a limpiar su boca o cuando llevarlo por primera vez al odontopediatra. De este modo, fomentaremos la creación de un hogar dental que le acompañará durante el embarazo y la crianza de su bebé. Piensa que con unos buenos hábitos de higiene, y una dieta saludable y poco azucarada, conseguiremos nuestros objetivos de 0 caries.